5.10.11

"DE OIDAS TE HABIA OIDO,MAS AHORA MIS OJOS TE VEN"


El Oído
Si bien es cierto que algunos animales pueden percibir frecuencias sonoras por encima del rango audible para el hombre, el oído nos permite percibir el tono, el tiembre e intensidad de un sonido, así como su dirección y origen. El rango normal de audición humana es de 20 a 20.000 herzios (Hz), o ciclos de oscilaciones sonoras por segundo , dentro del cual la franja de mayor sensibilidad se ubica entre los 1.000 y 5000 Hz. Además ,somos capaces de reconocer una diferencia de un solo hercio, digamos de 440/441.

No es grandioso saber que nuestro Padre celestial nos creó tan perfectos ??.La Biblia en el Antiguo Testamento dice 2 Samuel 22:7 "Pedí ayuda a mi Dios, y el me escuchó", y nos da nuevamente otra cita en Job 22:27 "Si le pides algo, él te escucha", Salmo 85:8 " Escucharé lo que el Señor va a decir". Y en el Nuevo Testamento tambien nos recuerda sobre la importancia de saber escuchar. "Quienes escuchan lo que Dios dice."Lucas 11:28,Apocalipsis 1.3 dice"Dichosos los que escuchan la lectura" .

La sensibilidad de ese órgano es tal que puede captar sonidos incluso cuando la vibración del aire hace desplazar la membrana del tímpano una distancia inferior al diámetro de un átomo. Según un curso de otorrinolaringología, "el sistema auditivo humano está próximo a los limites físicos teoricos de sensibilidad. una mayor sensibilidad al sonido nos serviría de muy poco, pues lo único que oiríamos sería un "silbido" o chiflido con consecuencia del movimiento aleatorio de los átomos y moléculas del aire. Las vibraciones del tímpano son amplificadas de forma mecánica por un sistema de palancas y transmitidas al oído interno por una cadena de huesecillos conocidos como martillo, yunque y estribo. Y si de pronto se produce un sonido ensordecedor?-El oído cuenta con un mecanismo de protección incorporado, en forma de acción muscular, que ajusta la cadena de huesecillos para disminuir la fuerza del sonido.Y aún así el oído no está hecho para soportar ruídos fuertes y prolongados, y puede sufrir lesiones permanentes, de allí al importancia de cuidar este maravilloso don de nuestro Creador. Salmo 139:14 "Te alabaré, porque formidables son tus obras, Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien"-.

Si se detecta una miníma diferencia de intensidad en el sonido ue percibe un oído con respecto al otro, o si el sonido llea a cada oído con una diferencia de tan solo 30 millonesimas de segundo,el cerebro hará que los ojos se dirijan rápidamente al lugar de donde proviene el sonido. Lo sabía?
Si un ingeniero diseñara un sistema de audición que se acercara, siquiera remotamente, al que nos dio el Creador, sería objeto de múltiples honores. Cúantas veces escuchamos a la gente atribuir a Dios el mérito por sus asombrosas obras-"Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder, y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas ,de modo que no tienen excusa." Romanos 1:20.

Fuímos hechos perfectos internamente!!. Toda nuestra estructura osea, todo nuestro cuerpo fue diseñado paso a paso por un ser Divino, perfecto. Dios se tomó su tiempo en hacernos a Su imagen y semejanza. Es por este hecho que debemos de cuidar los que escuchamos. Es por esta razón que debemos aprender a escuchar la voz de Dios cuando nos habla a traves de la oración, de la Sagrada Escritura. A través de la naturaleza!!!. Cuando Job, "..hombre perfecto, temeroso de Dios y apartado del mal"-según lo dice el libro de Job 1:1 pasa la prueba para ver la gloria de Dios, exclama al Señor triunfantemente: "OYE, TE RUEGO Y HABLARE,TE PREGUNTARE ,Y TU ME ENSENARAS.DE OIDAS TE HABIA OIDO,MAS AHORA MIS OJOS TE VEN.

Le insto a disciplinarse en la escucha a Dios. Dios siempre desea que afinemos nuestro oído fisíco y el espiritual. Aprendamos a escuchar la voz de Dios.Jesús escuchó siempre a su Padre. El es nuestro modelo. El desea enseñarle a escuchar, no a oirlo, a prestar atención a Su palabra. Te ha hablado desde que naciste, y te sigue hablando hoy en día, lo escuchas o lo oyes? Que Dios te bendiga ricamente.

Fraternalmente,

Su amiga y hermana en Cristo Jesús,

Hellen G.Peralta